La hija, apresurándose, le dijo:

-  Hasta luego mami. Voy a misa.

Y la anciana madre, echando una mirada a
la pileta llena de platos sucios, le dijo:

-  ¿Por qué hija antes de ir a alabar no me ayudas a lavar?

anterior   siguiente

 

sponsors this gallery
auspicia esta galería

Copyright © 1999-2004 Eddie Jörgendorf & Orlando Moure - All Rights Reserved